Elsa Pilato

Sin pasión

leave a comment »

Desde que terminó la actuación de Venezuela en el Clásico Mundial de Beisbol 2006, me propuse no darme mala vida en el próximo mundial. Fue muy decepcionante aquella vez, y no sólo por lo que ocurrió en el terreno, sino fuera de él. Hay modos de perder. Recuerdo que hasta me jubilé del trabajo para ver “el triunfo” vinotinto y lo que me llevé fue tremendo porrazo. Asimismo, compré una gorra carísima a un buhonero de esos aprovechadores de las colas caraqueñas. Por eso, dije que este Clásico lo seguiría sin pasión; en beisbol, sólo vale la pena sufrir por los Leones del Caracas.

Hoy, si gana Venezuela, se meterá en las semifinales, entre los primero cuatro equipos del Clásico. Sería grandioso y estaré ligando que así suceda, pero seguiré en mi línea de cero pasión, es decir, no saldré en caravana ni brincaré en una pata. Si la victoria llega, si la clasificación se da, lo viviré con una alegría tranquila.

Es cierto, hasta aquí ya se han reivindicado del Clásico anterior. Esta vez los muchachos sí asumieron el compromiso. Bravo por eso, pero para mí hará falta mucho más, quizás que la vinotinto llegue a la final, como mínimo. Tal vez entonces se despierte mi pasión.

Por otro lado, la polémica política que ha rodeado a la selección, no voy a negar, ha despertado en mí sentimientos encontrados. Con la selección de fútbol jamás tuve dudas. Durante la Copa América la apoyé como siempre lo he hecho, sin importarme la propaganda revolucionaria; igual, durante el Suramericano Sub 20. Para mí no había dudas, no amar ni apoyar a la vinotinto de fútbol era como plantearme no amar a mis padres. Es decir, imposible.

Pero con la vinotinto del beisbol, quizás porque es nueva, un invento reciente del capitalismo más salvaje, sí han surgido en mí dudas sobre apoyarla o no. Pero, me sucede otra vez, es más fuerte que yo.

Ni siquiera me gusta que piten a Magglio. A mí también me da pena ajena, pero tampoco condeno al paredón a quien lo hace. Hay que recordar que fue el pelotero el primero en mezclar política con deporte. Ahora pide que los fanáticos no lo hagan, pero él lo hizo en primer lugar y ahora paga las consecuencias. Paga lo que somos, en lo que nos hemos convertido los venezolanos, en seres llenos de odio, gente enfrentada, agresiva, violenta. Eso somos, esa es la Venezuela que hemos sembrado en los últimos diez años. Es el coctel que resultó de cuarenta años de malos gobiernos y diez años de pésimo gobierno. Esto es lo que hay.

Seguro, Magglio pide respeto a su opinión, pide que no se le juzgue por haber elegido una opción política. Muy bien. Maravilloso. Tiene razón. Lo que quizás no sepa Magglio, a lo mejor porque no vive en Venezuela, es que en este país quien tiene una opinión distinta a la del líder del proceso, es descalificado, insutado e irrespetado. El líder de la revolución que Magglio apoya, seguramente, quién lo duda, con muy buenas intenciones, es el primero que no respeta la opción u opinión política de millones de compatriotas, sí, porque somos compatriotas también. ¿Entonces?

Lo que pasó en Toronto y está pasando en Miami, es reflejo de lo que somos como venezolanos, odio y más odio. La revolución del  amor sólo ha dejado división, rencor y más resentimiento entre nosotros.

BUENO…

Ya está bueno. Son las 8:21 de la noche (hora venezolana), ya el juego Venezuela versus Puerto Rico está en desarrollo. Sinceramente, me da mucha tristeza lo que está sucediendo en torno a Magglio. En su primer turno se ponchó. Hoy fueron pocos los que lo pitaron, ya está bueno, ya es suficiente. Además, también están los otros jugadores, ellos se sienten ofendidos aunque no sea con ellos. Deseo que Magglio batee, que despierte su ofensiva. De pana, esta situación es muy triste, es muy triste a lo que hemos llegado los venezolanos. Por lo menos, comencemos a reconciliarnos en el deporte. ¡Coño, ya está bien! Es lo que siento ahora mismo, y así lo quería escribir. Ay qué pena, qué pena me da mi propio país, ¡qué vaina! ¡ya está bueno!

Anuncios

Written by Elsa Pilato

marzo 16, 2009 a 9:25 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: