Elsa Pilato

Un vino muy agradable

leave a comment »

Bueno, Richard Páez nos volvió a callar la boca a todos y sigue haciendo historia al frente de la selección nacional de fútbol, lo cual no me desagrada en absoluto pues siempre deseo que Venezuela triunfe.

Anoche en Quito Venezuela consiguió lo que nunca antes había hecho: ganar en aquellas alturas y sumar 3 puntos en un primer juego de eliminatorias mundialistas.

El martes contra Argentina voy a decir, como en el post anterior, que son 3 puntos bastante cuesta arriba para la vinotinto, incluso el empate luce complicado. Deseo con todo mi corazón, como en mis pronósticos del juego contra Ecuador, equivocarme.

Lo que se debe conservar es la calma, el perfil bajo, la humildad y cero actitud triunfalista. El Mundial Sudáfrica 2010 todavía está muy muy lejos y hay un largo y tortuoso camino que recorrer. Ah, y los demás no son mochos. Claro, nosotros tampoco.

Vamos vinotinto del alma…

Anuncios

Written by Elsa Pilato

octubre 14, 2007 a 5:16 pm

Publicado en Fútbol, Venezuela, Vinotinto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: